Policiales

¿Qué pasa con los que compran motos robadas?

Durante un control de la policía se encontraron 3 motos con pedido de secuestro. El Jefe Departamental alertó que "si comprás una moto a mil pesos no podés decir que compraste de buena fe".
Personal de la sección de cuerpo y guardia realizó, durante el último fin de semana, distintos operativos de control de motos e identificación de personas. Según informó el Jefe de Policía Departamental Marcelo Den Dauw, "desde el viernes 9 hasta el domingo 11 se retuvieron 101 motos: 3 de ellas con pedido de secuestro por denuncia de robos, que fueron identificadas todas y sus ocupantes puestos a disposición judicial para la correspondiente investigación, en la que tendrán que explicar de dónde la sacaron". El resto, en tanto, fueron retenidas por infracciones varias de tránsito, mayormente por falta de documentación.

Solamente el domingo, en la franja de horario desde las 19 hasta las 21 en calles Urdinarrain y La Pampa, se retuvieron 22 vehículos y 4 individuos fueron llevados a la Jefatura. "Estos operativos van a continuar porque es lo que nos está dando resultado respecto a los motochorros y la gente reclama que se hagan", explicó el comisario. Agregó que, aunque a veces se demoran y algunos conductores se molestan, los casos de asaltos en la calle con esta modalidad o la cantidad de vehículos que se roban lo ameritan. "Se redujeron los robos y demás porque no pueden conducirlas libremente. También sucede que, al identificar el vehículo y a sus ocupantes, saltan antecedentes. Algunos conductores se enojan y otros te agradecen pero bueno, pagan justos por pecadores".

En el mismo contexto, Den Dawn reveló que entre las personas que conducían una moto robada se encontraba una docente, quien ahora deberá explicar y demostrar en fiscalía como obtuvo el vehículo. Siempre está la opción del "comprador de buena fe", pero deberá mostrar algún recibo o boleta que señale la transacción y el monto que pagó, porque no es lo mismo si se pagó 4 mil o 5 mil pesos que 1000.

"Es importante remarcar que a aquella persona que no puede justificar que es compradora de buena fe automáticamente la fiscalía le abre una causa por aceptación sospechosa de elemento: puede ser una moto, televisor, celular, etc".

Del mismo modo, el jefe departamental explicó que "uno no puede decir que es comprador de buena cuando, por ejemplo, compraste un televisor y un celular a 500 pesos, es irrisorio el precio y cuando se acepta pagar esa suma seguramente sospechas que algo no está bien".

"Al comprar algo robado automáticamente pasas a ser testigo y se hace una causa paralela por aceptación sospechosa e incluso, si no tenés como corroborar tu buena fe y algún elemento proviene de un asesinato o robo agravado, podes pasar a ser un sospechoso", aclaró.

"Después la justicia continuará la causa hasta demostrar de dónde provienen los elementos, cómo llegó hasta esa persona y si se pudo sospechar o no de que se obtuvo de manera ilícita", concluyó.
Fuente: Diario Junio

En esta nota

Control Moto robada Investigación policial Antecedentes

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.